Las Estaciones

de del

La gran variedad de árboles y plantas cambian al compás del año, mostrando todo su esplendor en primavera cuando el monte explota en colores y olores, dibujando un cuadro que no dejará indiferente a nadie.

En otoño sus bosques invitan a una aventura llena de sensaciones y tonos que cambian todos los días. Los ciervos berrean al atardecer y los ríos vuelven a tomar fuertes caudales. Brota la hierba y aparecen las setas El invierno suave nos relaja, se encienden fuegos y la gente se afana en la aceituna. El momento de recogimiento, de reuniones de amigos al calor de la chimenea, de parrilla en la brasa.

En verano se disfruta de la gran oferta de espacios frescos para bañarse y sofocar los rigores de la estación. Ideales para el baño, a dos minutos de los apartamentos encontrareis piscinas naturales y un pantano con zonas de playa, dos enclaves que por su belleza convertirán el baño en algo especial.